BALANCE TEMPORADA 2007-2008

 


La temporada, sin duda alguna, nos ha puesto a prueba en muchas situaciones difíciles, de muchas de ellas hemos aprendido muchísimo y de otras nos planteábamos si este sufrimiento y esfuerzo merecían la pena.
Al principio de la  temporada un virus provoca unas diarreas terribles a los perros que lleva al ingreso de cinco de ellos en la Clínica Veterinaria Narón. A los tres días uno de los tres cachorros de Cat y Vince fallece, a pesar de los esfuerzos de nuestro equipo veterinario, Belén y Silvia.
Poco a poco, los otros perros se recuperan, han perdido peso pero confiábamos tenerlos a punto en poco tiempo. Empezamos a entrenar para la Alpen Trail, una de las mejores carreras de Europa y probablemente la que más exige, tanto en velocidad como en resistencia, a perros y mushers. El tiempo se nos echaba encima y el presupuesto era muy justo, pero nos aventurábamos y estábamos confiados. Llegó el mes de Diciembre y decidimos ir a entrenar en nieve. Nos ponemos en contacto con equipos de la República Checa, y decidimos entrenar allí. Reservamos hotel y pistas y nuestro día de partida sería el 24 de Diciembre, día de nochebuena, pero  de nuevo la mala suerte planeaba sobre nosotros, el 22 de diciembre a las seis treinta de la madrugada, en uno de nuestros entrenamientos, un quad que circulaba a alta velocidad por un camino estrecho impacta contra nuestro tiro dejando gravemente heridos a cinco perros, de los cuales uno de ellos nunca se ha recuperado. De nuevo la historia se repite, cinco perros en  la clínica veterinaria y nos quedamos sin correr la Alpen Trail y sin el dinero que habíamos depositado para los entrenos en la República Checa.
Los perros se recuperan a finales de febrero y ya poco podemos hacer esta temporada. Nuestro líder principal Odín no se recupera debido a las grandes lesiones que ha sufrido y decidimos traer a Lilou, una líder excepcional, con una experiencia y un carácter de líder que nunca habíamos visto en un perro. Como la temporada ha terminado nos dedicamos a la preparación de los perros jóvenes, Truman y Kiko. Poco a poco estos perros irán mejorando y sin duda serán titulares la temporada que viene. Esperamos tener un poco más de suerte tanto con los perros como con el patrocinio, conseguir estar entre los mejores y que este trabajo se vea recompensado.
Pero no todo en esta temporada han sido adversidades. También hemos recibido algunas alegrías, entre las cuales está el galardón que nos otorgó el Gobiernos del Principado de Asturias como uno de los mejores deportistas del año 2007.